Comprendiendo la responsabilidad de ser padres.

Para la materia de Temas Selectos de Biología 1 impartida por la Dra. Gabriela Guerrero de Prepa Uni, tres alumnos nos platican acerca de su experiencia en un proyecto de concientización a los jóvenes sobre el embarazo y métodos anticonceptivos. A su vez, esta actividad también es parte de otro proyecto que consiste en realizar una comparación estimada de costos entre cuánto cuesta comprar métodos anticonceptivos durante un año y cuánto cuesta desde la concepción hasta la manutención de un bebé por el mismo lapso.

Uno de los equipos que ya tuvo la experiencia hace aproximadamente tres meses con este proyecto estuvo conformado por Julio y Renata, que durante un periodo de tres días, les fue asignado un bebé robot que, por medio de sensores, simula las diversas atenciones que requiere un recién nacido; tales como la constante necesidad de cambio de pañal, los medicamentos para la fiebre o cólicos, ser alimentado cada determinadas horas, despertar aproximadamente cada hora por las noches, entre otras. Los alumnos comentaron respecto a su experiencia que se turnaron el bebé durante los tres días de forma en que pudieron apreciar la gran responsabilidad y el tiempo que requería cuando lo arrullaban para que durmiera, cuando de repente comenzaba a llorar y tenían que averiguar por qué, o los despertaba aproximadamente siete veces por noche; concluyendo que en base a esto realmente pudieron tomar conciencia de los riesgos que implica el tener relaciones sexuales sin protección y realizando un reporte escrito con base a lo que vivieron. 

Otro alumno que también pasó por esta experiencia pero de una forma mucho más aguda fue Adán, quien debido a circunstancias ajenas de su equipo se vio obligado a llevar el proyecto como “padre soltero”, de modo que después de haber pasado la primera noche con el bebé, cree que esa experiencia representa solamente como el 30% de lo que verdaderamente implica ser un padre.

Para llevar a cabo este proyecto, se mandaron traer dos de estos bebés de Monterrey diseñados especialmente para este tipo de proyectos.  Estos bebés cuentan con características y texturas muy similares a las de un bebé normal, así como con una caja de sensores en el interior de su ropita que controla cada una de sus necesidades, las cuales se sacian a través de un chupón, pañales y un biberón que les son previamente entregados a los alumnos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: